Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de EllaRothLa mujer del viajero en el tiempo

EllaRoth

Tenía una idea clara cuando empecé a leer este libro: Quería llorar, arrastrarme de dolor, eso quería. Sabía del libro desde hace tiempo, se ha hecho película sobre él (para variar), no la he visto pero está en mis pendientes. También sentí curiosidad, y fue una de las razones porque leí el libro, el que Maggie Stiefvater lo haya considerado uno de los libros más lacrimógenos que ella haya leído.

No sé exactamente como sentirme con el final del libro. Me gustó pero… sip, ese “pero” me molesta.

Al principio, no lo voy a negar, me confundí un poco, tantos saltos y variaciones en el orden en que está escrito el libro quizá maree un poco, estuve un poco preocupada por eso el primer capítulo, luego de eso me encantó los viajes, es algo bastante diferente de leer. A la par de la historia “en tiempo real” (o sea el ahora, en este preciso momento ¿?), se insertan los saltos de Henry, sin un orden fijo.

¿Han escuchado o leído la frase: Uno se enamora diariamente de la persona que ama? A Clare le pasa eso. Veamos, a una Clare niña se le presenta Henry completamente maduro, superado casi todos sus problemas existenciales, un hombre. Pero cuando Clare crece, debe relacionarse con el Henry contemporáneo a ella, que aún es demasiado egoísta e inmaduro. Clare no niega sentirse un poco decepcionada, pero el Henry que ama está dentro de ese Henry que solo quiere.

Para el Henry de ahora, es bastante chocante encontrarse con esta muchacha llena de vida que sabe cosas sobre él que por sí mismo desconoce. E inevitablemente se enamoran… otra vez, que sería la primera para Henry actual y la segunda para Clare. aunque parezca extraño los tiempos del libro están bien pensados.

Llegando casi al final del libro, te das cuenta como las personalidades cambian. A mi parecer Clare, nuestra madura y fuete Clare, se muestra egoísta y lo admito, cuando Clare demuestra ser humana y no la chica perfecta que espera pacientemente, estuve a punto de dejar el libro. De verdad que me sentí traicionada, sí, soy malditamente resentida, y Henry me dio una gran lección al decir:

"Tranquila, aún no nos conocíamos”"

Y yo estaba: “¡Sí! Sí se conocían, maldita %$#%$#%#$ déjala. ¡¡¡DÉJALA!!!”. Pasiones que encienden un buen libro. (Soy muy resentida, que más les puedo decir). Y luego llega el final. *suspiro* No lloré tanto como esperaba, habrá sido una o dos lágrimas, creo que al traerme a la realidad con Clare me mató la magia. Soy leal, en lo amplio del significado de la palabra, hasta el infinito y más allá.

De acuerdo, admito que lágrimas de rabia si solté. Maldita Clare. Es que no puedo quitarme de la cabeza:

“Qué tal si…”

Esa frase está bien para trabajos, para experimentos ¡Qué sé yo! Pero no para el amor, no soy romántica pero conozco las bases, la seguridad es lo más importante… Mejor paro que no estoy sola mientras escrito esto, que si sigo seguro me pondré a llorar.

― Fuente

Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS