Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies
2 votos
8

La bailarina

Hermosa alegoría sobre el amor y la renuncia, «La bailarina» es una de las piezas más delicadas del japonés ?gai Mori, máximo exponente, junto a Natsume S?seki, de la literatura nipona de la era Meiji. Fruto del viaje de su autor a Alemania, país al que se trasladó para perfeccionar sus estudios de Medicina, La bailarina narra, casi en una imagen especular de la «Madame Butterfly» de Puccinni, el improbable encuentro de Toyotar? ?ta, un joven estudiante japonés, con una bailarina alemana, pobre y bellísima, que poco a poco lo va seduciendo hasta atraparlo. Toyotar?, que por educación posee un acerado sentido del honor, debe elegir entre su carrera y sus violentos sentimientos amorosos hacia la muchacha. La bailarina constituye una fábula de una sencillez pasmosa, que aúna amor, abandono y culpa.
  • ISBN 9788415130154
  • Nº PÁGS 80
  • AÑO 2011
  • EDITORIAL IMPEDIMENTA

Citas de La bailarina

Libro sin citas Añadir cita

Críticas para este libro

Avatar del usuario FAUSTO
FAUSTO

AMOR EXÓTICO

Apreciable fábula, sin duda alguna. Esta novela corta, aunque en rigor sería más acertado denominarlo cuento largo, tiene su interés y fascinación, tanto por el tema como por el estilo, siendo esto último (prosa efectiva, delicada, directa, ágil y con belleza) lo que más me ha satisfecho.
El protagonista nipón, metáfora de una especie de “samurái” interior, que sigue un cierto código y unas costumbres, y no le queda más remedio que emprender una “batalla” con su propia individualidad, el amor, la fidelidad y las convenciones sociales.

Sin embargo, mi sensación al terminar ha sido “ganas de más”. Creo que hubiera mejorado el relato si Mori hubiese ampliado ciertos pasajes y situaciones, especialmente el final y lo concerniente a diversos sucesos de la bailarina. Que, por cierto, el personaje de la bailarina debería tener más presencia en el relato, su amor obsesivo y enfermizo me ha recordado algún protagonista femenino de Zweig, y pido perdón por el anacronismo.

Un autor a tener en cuenta y que da pie a descubrir otro escritor afín a él como es Soseki. Muy buena y oportuna la introducción/análisis que acompaña a esta cuidada edición, realmente necesaria para apreciar mejor la obra, la época y su autor.

Mi nota: 7.


SUGERENCIAS