Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

Crítica de GlezEl azar de la mujer rubia

Glez

El Rey visita a Adolfo Suárez en su casa para imponerle la Orden del Toisón de Oro. Suárez ha perdido la memoria, ni siquiera sabe quién es ese hombre que le pasa el brazo por los hombros y que le acompaña en un paseo por el jardín. Sólo presiente que ha sido alguien muy importante para él.
Pero el paseo de Suárez no transcurre por el jardín, sino por el “bosque lácteo” de su memoria. Y, así, irá encontrando (recordando) personajes de su pasado y del nuestro, que se le aparecen como geniecillos o espectros reales o imaginados, desde la posguerra hasta la actualidad, pasando por la transición.
La memoria confundida de Adolfo Suárez sirve a Manuel Vicent para evocar momentos y personajes puntuales de la historia de España de una forma original, divertida, tierna, satírica, entre la ficción y la realidad.
Me ha gustado la novela y me ha gustado, otra vez, leer a Manuel Vicent.


Comentarios

Crítica sin comentarios


SUGERENCIAS