Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

> > > Una especie de pecueca del alma,...

  • Una especie de pecueca del alma, como si tuviéramos un millón de zapatos en la mitad del corazón, un millón de zapatos que han andado todos los leves caminos de los días sin hallar nunca nada y luego en las noches los dejamos arrumados cerca de las palabras del otro día, ese millón de zapatos negros vuelven a salir por todas las carreteras de tu rostro o del mío, a hacerle autostop a la felicidad, pero nada amarilla, nada, recorren todos tus besos, todas tus babas, todas tus manos, pero nadie ni nada los recoge, siempre ese millón de zapatos va a estar con nosotros, por eso a veces cuando me dices que oyes algo en mi corazón o en el tuyo, no te engañes amarilla.
    Rafael Chaparro, Opio en las nubes

SUGERENCIAS