Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

> > > Nosotros no podemos fabricar escudos...

  • Nosotros no podemos fabricar escudos protectores contra los radicales libres. Como no somos plantas, no realizamos la fotosíntesis y, por consiguiente, no producimos ninguno de nuestros antioxidantes. Por fortuna, los antioxidantes de las plantas funcionan en nuestro organismo de la misma forma que en ellas. Una armonía maravillosa. Las plantas producen los escudos antioxidantes y, al mismo tiempo, les confieren una apariencia apetitosa gracias a sus hermosos y atrayentes colores. Nosotros, al igual que los animales, nos sentimos atraídos por ellas y cuando las consumimos tomamos prestados sus escudos antioxidantes en beneficio de nuestra propia salud. Independientemente de si crees en Dios, en la evolución o en la mera coincidencia, debes admitir que este es un hermoso ejemplo, casi espiritual, de la sabiduría de la naturaleza.
    T. Colin Campbell, El estudio de china

SUGERENCIAS