Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

> > > Mientras el resto de la clase se...

  • Mientras el resto de la clase se había dedicado a marginar o a ser marginado, a grabar símbolos de los demás, ella había experimentado pasiones tempestuosas, muertes, risas, países lejanos, tiempos remotos. Otros debían de haberse pasado aquellos años atrapados en un instituto de Haninge, pero ella había sido una geisha en Japón, había caminado al lado de la emperatriz de China por las claustrofóbicas habitaciones de la Ciudad Prohibida, había crecido en Tejas Verdes con Ana y los demás, había sufrido su buena dosis de muerte y había amando y perdido junto con los clásicos.
    Katarina Bivald, La Librería de los Finales Felices

SUGERENCIAS