Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

> > > Hacía rato que el cabo de la vela...

  • Hacía rato que el cabo de la vela se estaba consumiendo en el candelabro torcido, iluminando apenas, en aquella habitación sórdida, a un asesino y a una mujer descarriada, extrañamente reunidos, leyendo el libro eterno.
    Fiodor Dostoievski, Crimen y castigo

USUARIOS QUE HICIERON +1

A Oka le gustó esta cita12 julio, 2017

SUGERENCIAS