Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

> > > Ella le miró con un gesto de desesperación...

  • Ella le miró con un gesto de desesperación y respondió lenta y claramente:

    -No, no te has equivocado. He estado y estoy todavía angustiada y horrorizada. Mientras te oigo a ti estoy pensando en él. Solamente a él le quiero, y soy su amante. A ti no te puedo soportar, te detesto... Ahora haz de mi lo que quieras.
    León Tolstói, Ana Karenina

SUGERENCIAS