Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y realizar tareas de analítica. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies

> > > -Daemon, no puedes detenerme sólo...

  • -Daemon, no puedes detenerme sólo para protegerme. -Su cabeza se giró hacia mí.- Necesito protegerte.
    Necesito fue una palabra tan fuerte que me quitó el aliento y mi corazón
    Jennifer L. Armentrout, Onyx

SUGERENCIAS